Con el corazón en la mano

Habrán notado que estuve ausente las últimas semanas. Creo que intenté evitar, por todos los medios, poner por escrito lo que me estaba pasando. Y sentía deshonesto y banal hablar de cualquier otra cosa que no estuviera relacionada con todo esto.  Tenía miedo de que al verbalizar aquello que me perturbaba, que no me daba paz, lo haría aún más real, más presente, ineludible. Hoy creo que en realidad la única forma de exorcizar el miedo es ponerlo en palabras, sacarlo afuera y dejarlo ir.

Tengo problemas con el manejo de situaciones estresantes. Por lo general soy una persona inquieta, que emprende actividades diversas. Me interesan la política, las fundaciones, lo académico, lo artístico. El tema es que empiezo poniéndome las pilas y al poco tiempo, al notar mi buena predisposición o mis ganas de hacer cosas, terminan cargándome con más y más actividades, de modo tal que a las pocas semanas termino escapando indefectiblemente de lo que fuera había empezado.

Hago terapia desde que tengo 15 años, con algunos años de interrupciones entre medio. Empecé yendo por un Trastorno Obsesivo Compulsivo (más conocido como TOC), que irrumpió en mi vida a la tierna edad de 12 años y con el que tuve que vivir por 3 años más sin diagnosticar hasta que mis padres se dieron cuenta que algo no andaba bien. Hoy en día se trata de un trastorno más conocido, más aceptado, más “común”, por decirlo de alguna manera. En aquel tiempo para mi familia era algo casi estigmatizante. Además de tener que pelear con ese demonio interno, sentía la vergüenza de no ser “normal”. Me decían que no dijera nada de mis visitas al psicólogo, mucho menos de la medicación que esporádicamente devenía necesaria, ni siquiera al resto de mi familia. Por años viví con miedo a no encajar, a no ser aceptada, a ser el bicho raro, discriminada. Aún ahora, seudónimo mediante, me cuesta hablar de esto.

Para el adentro luchaba con algo que no comprendía, que me torturaba, que me seguía adonde fuera. Para el afuera luchaba con problemas de socialización porque no sabía cómo relacionarme con mis pares. La burbuja que supuestamente me protegía me alejaba de la gente. Fueron años de pelearla, de tratar de reconstruirme. No es fácil cambiar la esencia. De muy chica tomé inconscientemente la decisión de que no era esa la persona que yo quería ser. No quería que esa condición me definiera y resultara una excusa, un lugar fácil donde esconderme y decir ” no puedo porque no estoy bien”. Elegí el camino difícil, pero el único que me daba la posibilidad de llevar una vida plena eventualmente. Con el tiempo empecé a hacer amigos, a salir a bailar, a dejar atrás complejos. A los 18 años me dieron el alta, el TOC era parte del pasado. Me fui a Alemania, salí con chicos, empecé de nuevo en un lugar donde ni un alma era conocida y ese bagaje, esa carga que había llevado era una mochila invisible. Y fui muy feliz.

Y luego hubo que volver. Empezar la universidad. Lidiar con un corazón roto. Pasar por un bloqueo de meses que casi me llevó a perder un año en la facultad y del que repunté a manotazo de ahogado. Luego vino nuevamente la paz, aunque sólo en apariencia. Desde que volví de mi intercambio supe que San Juan no era más mi lugar. Nunca pude volver a acomodarme del todo, sentirme cómoda. No volví a sentir esa libertad. Y la angustia fue creciendo silenciosamente como bola de nieve. El hecho de tener que volver a vivir con mis padres para poder terminar con mis estudios, de volver a un ambiente que no es el que yo hubiera elegido de tener más opciones empezó a repercutir en mí.

En julio comencé con ataques de pánico. Tres o cuatro en una semana. Boyfriend se desesperaba porque lo único que podía hacer era escucharme ahogarme y quedarme sin aire por el teléfono, mientras me murmuraba frases tranquilizadoras. Ya en terapia seguí trabajando en eso, me medicaron por estrés porque descubrieron un desarreglo químico que podía ser el causante.

Empecé a hacer cuentas para el dichoso viaje a visitar a Boyfriend. Los números no me cerraron, no eran los que yo esperaba ver, y para poder ir tenía que endeudarme feo. Pudiendo trabajar sólo esporádicamente, y ganando quinientos pesos si es que podía trabajar ese mes, se entiende que en mi caso endeudarme no resulte aconsejable. Finalmente pusieron las fechas de exámenes, y me di cuenta que si me iba aunque fuera cuarenta días atrasaba todo aún más. Y ahí el pánico a perder a Boyfriend, a que la distancia dejara de ser algo sólo físico para ser emocional. En el medio de todo, empecé a colaborar voluntariamente con un partido político chiquito, relativamente nuevo, formado por gente excelente que nunca se había metido en política antes y estaba harta de la situación actual. La suma de cosas desencadenó en otro ataque de pánico el miércoles pasado.

El sábado iba manejando de vuelta a casa, cuando mi mano derecha comenzó a moverse sola. Estacioné a un costado, le pedí a mi mamá que siguiera manejando ella sin decirle el porqué. A los pocos kilómetros parecía que mi brazo había cobrado vida propia, se movía en todas direcciones golpeando mi pierna, la puerta del auto, sin parar. Para cuando llegué a casa la pierna derecha corría la misma suerte. Llamaron a la ambulancia, aparecieron una doctora muy simpática y dos enfermeros que me sujetaron. Me medían la glucemia, la presión, la temperatura. Terminé con suero en un brazo y una ampolla entera de calmante encima, con la recomendación de que fuera urgente a un neurólogo, pero que podía ser sólo estrés. El domingo yo me había ofrecido como voluntaria para Fiscal General, como cada vez desde que voto. No pude. Boyfriend me acompañó todo el día computadora mediante, dado que es el único recurso que tenemos por ahora. A la noche otro episodio similar, pero ya con todo el cuerpo. Sentía la cabeza levantarse y golpear de nuevo contra el colchón varias veces, sin parar. Mi mamá llamando de nuevo a la ambulancia, y a mi papá para que volviera a casa. De nuevo los médicos, esta vez inyección en la cola y el médico diciendo que no creía que fueran convulsiones sino crisis nerviosa, pero que fuera al neurólogo por las dudas. Todavía no puedo conseguir turno, pero supongo que mañana ya podré ir. Boyfriend me acompañó hoy de nuevo todo el día desde la compu. Tenía mil cosas que hacer y se las arregló para volver a chequear mi estado entre una y otra. Es un santo. Nunca en mi vida quise a alguien tanto como a él.

Así que en eso estoy. No quiero pecar de desagradecida ni de quejosa, porque es cierto que en muchas cosas he sido una privilegiada. Tuve una buena posición económica y muchas posibilidades. Pero el hecho de que mis padres tengan dinero no quiere decir que yo lo tenga. Y aprendí que para el afuera puede parecer todo muy lindo y perfecto, pero si adentro está nublado pocas cosas cuentan. Es sólo una época, no de las más lindas por cierto, y va a pasar. Creo que estas cosas sirven para fortalecerse. Pero también es cierto que uno no puede ir para adelante sin hacer un parate y mirar hacia atrás y hacia el costado.

Y hoy elijo, nuevamente, seguir para adelante.

Anuncios

Acerca de aureliana001

Mujer, 25 años, y una dispersión galopante que desemboca en una variedad de hobbys bastante particular. De profesión estudiante (largamente aburrida) de finales pendientes ad eternum de Derecho. Ver todas las entradas de aureliana001

30 responses to “Con el corazón en la mano

  • Crai

    Nena, espero que todo se mejore pronto, y que no sea grave. Seguramente no lo es, y es un simple “ataque de caspa” (mamá dixit) por todas las cosas que te están pasando. Pero, sin ponerme en maestra ciruela ni mucho menos, si me permitís un consejo, focalizá. ¿Querés terminar de cursar rápido, y seguir trabajando para ver a Boyfriend? Hacé nada más que eso, no disperses energías en otras cosas que sólo te van a generar más ansiedad. ¡Besos!

    • aureliana001

      Hola Crai! Tenés razón, es lo mismo que me dice Boyfriend, la palabra clave es focalizar. Decidí dejar de trabajar para ponerme a full a estudiar y terminar ya de rendir lo que queda. Besos!

  • Micaela

    Me dejaste triste, que no sea nada solo estres! Y tu boyfriend te ama por lo q se puede leer asi que no tengas miedo de perderlo! De acuerdo con Crai focalizá y cuando menos lo pienses vas a reencontrarte con tu chico.
    P.D: Yo quiero uno tan amoroso como él !

  • Ana

    Aure que bajón!! espero que el neurólogo te pueda sacar tus dudas así te tranquilizas y que se aclare todo pronto. Tratá de relajarte un poco, hay que bajar un cambio a veces porque el estrés es como un círculo vicioso! No sé en San Juan pero si necesitás te puedo recomendar neurólogos muy buenos en Mendoza -cualquier cosa mandá mail-
    Escribí las novedades cuando puedas… besoss

  • Chivi

    Aure lamentablemente yo pasé por los ataques de pánico y las crisis de nervios cuando vivía en Buenos Aires, cada dos por tres terminaba tirada en el baño del trabajo sin poder respirar y sintiéndome morir. Sé que es muy difícil pero tenés que hacer todo lo posible para tranquilizarte y (como dijeron más arriba las chicas) focalizarte en tus planes.
    Tu novio te demuestra día a día que te ama un montón, y que eso no va a cambiar si el viaje se demora uno o dos meses, así que ponete bien, porque cuanto antes estés mejor, más rápido vas a poder sacarte de encima todas estas cosas y cuando menos te lo imagines ya todo va a ser sólo un mal recuerdo y vas a estar con la cola fría en Alemania.
    Ponete bien, un besote grande!!! ♥♥

    • aureliana001

      Eso es lo que él me dice, que me ocupe de lo otro que él está ahí y eso no va a cambiar. Voy a tener que ponerme mucho, pero mucho las pilas para compensarle todo esto jaja pobrecito! Entenderás como me siento, dado que pasaste por lo mismo. Es realmente muy , muy feo la sensación de ahogo, como de no poder salir a ningún lado, como estar atrapado en el propio cuerpo. Espero se pase pronto y para siempre! Gracias por el aguante, besotes!!

  • Paloma2011

    uy, ojala pronto consigas turno con el neurologo y solucionar tus crisis, lamento lo que has pasado. Tu chico te ama y te esperara el tiempo que sea necesario para estar juntos, mientras tanto, valen los consejos que aqui te dieron, un beso y ponete bien pronto 🙂

  • Wendy Bird

    Aure, sos valiente. Primero porque te animas a aceptar y confesar que tenes un problema y segundo porque sos lo suficientemente fuerte como para seguir adelante. Vas a ver que de a poco todos los problemas que tenes van a ir solucionándose y vas a poder estar con tu boyfriend. Qué no decaiga! Fuerza! Te mando un beso y un abrazo gigante.

  • sienna

    Aure, tuve una amiga con ataques de pánico y es muy feo, pero tu novio como el tuyo tan maravilloso y contenedor, merece que te concentres en lo bueno que es tener a alguien así . Me encanta el amor con el que hablás de él!. Que te mejores! Besos y contanos como estás pronto

    • aureliana001

      Es un hombre maravilloso realmente. Todos los días pienso en la suerte que tengo de haberlo conocido. La mayoría de la gente no entiende cómo puede ser que tenga una relación virtual. Pero jamás sentí a alguien tan cerca. Mirá que un tiempito muy corto salí con un pibe que vive a 5 cuadras de casa. Si me iba bien, se sentía mal porque sentía no estar a la altura, y si las cosas iban mal se borraba. Y de repente Boyfriend a 10000 km se las arregla para contenerme y no dejarme sola. Creo que nunca sentí algo tan incondicional como lo que tengo con él. Gracias por el aguante!! Besos! 😀

  • sienna

    Tu historia de amor es simplemente maravillosa, pensá en la bendición de tener alguien así incondicional, que te quiere momentáneamente virtual o no. Te mando un beso enorme!!!!!

  • Routeless

    Aure, se ve que sos una mina fuerte, pero te mando un poquito más de energías positivas para superar esto. Hay una frase que me encanta, tan simple como cierta, que es “Esto TAMBIÉN pasará”. Dejate cuidar, relajate, y cuando te sientas mejor, como dijo Crai, empezá a focalizar tus objetivos y todo se va a ir ordenando. Beso y abrazo gigante, actualizanos cuando puedas cómo sigue todo.

  • Scarlett O' Hara

    Aure, fuerza! Como dijo Nietzsche, “lo que no me mata me hace más fuerte” y vos de todo esto vas a salir hecha una Mujer Maravilla. Te mando un besote enorme y recordá que las tormentas siempre pasan y luego sale el sol 🙂

  • sienna

    Como estás Aure?
    Besos!

    • aureliana001

      Siennita linda, acá estoy! Muy bien por suerte y tranquila, tuve un finde super relajado y desenchufado, con amigos =D. Mañana seguramente hay post nuevo. Besotes y gracias!

  • sienna

    Me alegro mucho Aure!
    Besos

  • charo lubna

    Hola Aure!

    Bueno, hace un tiempo descubrí tu blog, pero debo confesar que por falta de tiempo no terminé de leerlo, y hoy me puse las pilas y lo leí entero!

    Me conquistó la historia de Boyfriend, que lindo que hayas encontrado un amor así! con todas las trabas que hay, eso sólo lo hace más fuerte, y te demuestra que vale la pena,

    Espero que estés mejor! Yo soy de esas locas esótericas, ponele, en realidad, práctico algo que sería como meditación pero por el lado científico (o sea metafísica) no repetir chakras, si no ordenarle al cerebro lo que tiene que hacer.

    A mi me ayudó bastante. Soy super ansiosa (o sea, tengo complejo de ansiedad, tuve picos de estrés y todo el paquete) y fue lo único que me calmó realmente (mi secreto básicamente es cerrar los ojos y contar de 100 a cero, respirando entre número y número, concentrándome sólo en contar, si te animás, probalo, en una de esas algo ayuda)

    Espero que andes mejor!

    Y si no miramos para adelante, para donde?

    Un beso y suerte!-

  • Routeless

    Hola Aure! Espero que estes bien, solo paso a saludar y preguntar tímidamente si habrá nuevos posts 🙂
    Besos!

  • Chivi

    Aure como estás? Extraño tus post y saber de vos, vas a volver?
    Un besito 🙂

  • sienna

    Aure que es de tu vida? Estas en Alemania? se te extraña Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: